sábado, 12 de enero de 2019

36


36

De nuevo, en la noche cadenciosa
en que el viento se apacigua,
todavía sin nacer, en los pinares
y se vierten todo los silencios
de los bosques en este bosque;
de nuevo, en esta noche hipotensa
en que la mar late levemente
en la playa y se oye su rugido
macilento en la distancia;
de nuevo los sueños se tintan
de la recia realidad de los que ansían
alcanzar alguna vez
sus imposibles.

.

No hay comentarios: