lunes, 12 de febrero de 2018

40


40

Hay días que deserto,
que me escondo de mí y de mis cosas,
que escapo a los rincones
de mi vida, que me oculto
en mis jardines desahuciados.
Hay días, como hoy,
que renuncio a mí mismo
y de paso
te huyo,
qué ingrato.

.

Publicar un comentario