domingo, 13 de agosto de 2017

70

Agosto 70

Los árboles se doblan ante los vientos
con un silbo clavados en sus estructuras.
Los ánimos se hunden en sus pobrezas
y la calma se extravía por los tapias
que apenas nos protege de sus ímpetus.
Y ahora que la noche nos sucede
floridos sus cristales de frescuras
dormita el aire sus furores
quizás aguardando algún sueño.


.
Publicar un comentario