sábado, 5 de agosto de 2017

26

Agosto 26

No pretendo alcanzar la belleza del ocaso
que ahora me sucede tras  los mares
ni pretendo que la luna que acontece
en su grandeza me ilumine los jardines,
no quiero que subsista este silencio
milagroso por mis árboles
ni que el mundo se aperciba
de esta hambre por tus labios,
no pretendo y no obstante
estoy en ello.


.
Publicar un comentario