viernes, 4 de agosto de 2017

22

Agosto 22

Divago por la noche tenebrosa
de este agosto repleto de cristales
sus sudores y por las calles
estivales iluminadas
por pálidos neones siemprevivos
y oigo la oscura campanada
de la torre o su eco
que perdura anunciando
que otra vez
el reloj
se ha bebido una  hora.


.
Publicar un comentario