viernes, 4 de agosto de 2017

21

Agosto 21

Hay noches en que salgo a los jardines
para hallar vestigios de un milagro
que me incite a escribirte unos versos
que puedan gustarte si los lees
pero apenas me asombro con la luna
que ahora se alza hasta su cúspide
y llena la arboleda con su magia
o me asombro con el aroma penetrante
del jazmín que apenas se agita con el aire
que exhala un viento desganado
y sólo se escapan de mis dedos
ripios,
ripios
y más ripios
que
me
matan.


.
Publicar un comentario