viernes, 28 de julio de 2017

94

Disteclias 94

Es un ladrido de solo en la noche,
un helor en la garganta que te  acalla
las palabras, un siseo inabordable
que te duele, el sabor de la cicuta
que te salva y la bruma fantasmal
que te disipa la figura y el terrible
finisterrae que te anula el futuro.
Es un agreste espasmo en los ventrículos,
la antigua desazón de los rehenes,
el disparo al alba en los fusiles
y un dogma de fe tan inmutable

que no queremos mirarlo cara a cara.

.
Publicar un comentario