lunes, 24 de julio de 2017

82

Disteclias 82 

La noche se aproxima a su destino
y el sol se extingue entre sangrazas
que  laten naranjas y granates
en la línea fatal del horizonte.
Ahora que los vientos se me inhiben
y dejan de exhalar sus sequedades,
las flores se aposentan en los rincones
como túmulos de estrellas que agonizan
y las sombras del ocaso se dispersan
entre el bosque y las dunas y la ciudad
que de nuevo se hipotensa entre grises
soñando que mañana se aproxima.
.
Publicar un comentario