lunes, 3 de julio de 2017

8

Disteclias 8

En los umbrosos laberintos de mis sueños
se esconden antiguos paisajes de mi infancia.
Paseos a ciegas en los pretiles,
luchas de razones
por ser el líder de la banda. Horas
y más horas con los tomos
de la única enciclopedia de mi padre
y entre esos recovecos de mis mundos
sin salida aún guardo: Vértigos tenaces
y otoños en soledad, expresiones
que resuenan en mis oídos
dulcemente: “Mi niño hoy no sale, está
estudiando”, por ejemplo
y amores juveniles que elegían
una tarde entre música y cervezas
antes que entre libros.


.
Publicar un comentario