lunes, 24 de julio de 2017

79

Disteclias 79

La tarde se escabulle con sus brillos,
con su fiebre de sal y de dorados
hacia el oscuro confín de los insomnes.
Las sombras se alargan de los árboles
y el mudo crujido de las horas
delata que mi mundo resucita.
Aunque nada parece huir de esta avaricia
del sol por atraparnos en la indolencia.

.

Publicar un comentario