martes, 18 de julio de 2017

57

Disteclias 57

Como tú, el Levante,
se enreda por mi piel 
y con su beso de sal, 
con su caricia 
de mar ingobernable, anida 
entre mis pinos, se adentra
en mi casa,
me habita la memoria
y me huye
dejándome los labios deseosos;
se escapa insomne hacia la noche 
con su botín de guerra
de sueños imposibles,
de seroja,
de besos disueltos entre sus hilos.

.
Publicar un comentario