miércoles, 14 de junio de 2017

XLVIII

Autodefensa

A veces
se me llenan de lunares
las pupilas
y los mitigo. Borro
su fulgor y disimulo
sus rigores
perfilando sus destellos
con colores invisibles
y entonces,
en ese engaño defensivo,
te veo mía
o tuya para mí

o tuyo para ti
también me veo.

.
Publicar un comentario