jueves, 15 de junio de 2017

L

Mudez

Es tan callada la noche
que parece que los pájaros no existen,
que no existen los perros
que aúllan en la distancia
ni existen las palomas que alborotan
con sus ritmos estos días.

Es la noche tan callada
que simula
que el mundo ha dejado de rugir
o de gritar o de matarse
o que ha engrasado sus ruidos,
me parece.

.
Publicar un comentario