martes, 11 de abril de 2017

39

2

Se me callaron los árboles
en esta tarde de silencios
en mi bosque
se durmieron las ramas,
las flores del manzano
y la mar,
la inmensa mar
se me definió como dócil,
como una extensa diosa
que se me diera al hastío.

.
Publicar un comentario