sábado, 8 de abril de 2017

34

Perorata VI

En plena primavera, de qué hablar,
qué decir que te convenza
de que el mundo es hermoso
si otra vez el aire se vuelve irrespirable,
si huele a sarín, a misiles
y el azufre hierve a bocanadas
en las garras de los autarcas.
Qué decir, 
de qué hablarte, si del viento
que azota con crudeza a este bosque,
a este pueblo, a estos mares
o de que se desfloran los jazmines
como un cielo de verdores sin estrellas,
¿De la luna que sucede absoluta
o de esta gris melancolía
que me invade?
Dime de qué podría escribirte
si mis dedos son de aristas transparentes,
de pinceles que no pintan,
de vocablos que no dicen,
si están confabulados con gramáticas
sin signos, sin sonido, sin mensajes.
Ay, amor, de qué te hablo
que la noche que me acecha
llega pronto
y no tengo un refugio
al que llamarte.

.
Publicar un comentario