martes, 4 de abril de 2017

16

Perorata V

La bruma de cristal que cubre a mi bosque
se expande desde aquí hasta la orilla
de esta mar que me circunda pausada y nocturnal 
la luna amarillenta propaga su ictericia
al aire que se aquieta y se adormece
en esta oscuridad de vidrio y de mimosas
y entonces,
mi amor de las distancias, te veo en mi paisaje
con tu pulso de vida latiéndome en la boca
y con tus ojos felinos reprimiendo el deseo
de devorar este sueño que nace a medianoche.
La bruma se disipa en torno a los jazmines
y una sombra de pasión de nuevo reaparece
cuando entorno los párpados.

.

Publicar un comentario