viernes, 10 de marzo de 2017

z

Desbarajustes

Quiero las alas de esos pájaros
que juegan en mi jardín, 
criaturas volátiles
que impregnan mis tedios con asombros,
hoja que se eleva con el viento
que llega a mi ciudad desde Poniente
con sus fríos en la lengua
en dirección a la mar. Quiero,
quisiera ser, ingrávido individuo
que anónimo
pudiera elevarse hasta las copas
con que brindan mis árboles
de estío, saltar de rama en rama,
ir por los tejados, por las torres
filosas de la iglesia que subsiste
pese a todo en mi pueblo.
Quisiera ascender hasta las nubes,
mirar a mi bosque desde el cenit
para sanar sus coágulos, ver 
a la mar con sus secretos,
sentir el vértigo en las venas
y regresar hasta mi casa
con mi nostalgia de lluvia
para continuar soñándo-te.

.
Publicar un comentario