martes, 7 de marzo de 2017

s

Recordatorio

Ella va y levanta un dedo
para elegir a su hombre,
hoy no me toca,
soy mi adivino,
ordena el calendario a su antojo,
mira hacia adelante
sin que nada le importe,
los otros no existimos
solo ella
y su impresionante figura
y su cuerpo esculpido
con las manos de Eros,
ella va
y manda
sobre el mundo
y todos callamos
con las hormonas revueltas,
es aquella juventud
que aún permanece
mitigada y enfermiza.

.

.
Publicar un comentario