domingo, 5 de marzo de 2017

n

Marzo y carnaval

Con estos últimos estertores del invierno
se desnudan nuevamente mis jazmines
y la mar inquebrantable persiste con su furia
en el rompiente. Se espesan las grisuras en la ciudad
hasta parecer de plomo y rebuscan las cigüeñas
en las torres las claves que afiance su futuro.

Con estos últimos latidos de los fríos
en carnavales se viste de colores la avenida
y las gentes son ahora: Vampiros y superhéroes,
princesas y valkirias, damas diminutas que sollozan
dulcemente entre el gentío y extrañas osamentas
que deambulan por las calles sonrientes
y yo, ante estos últimos resquicios de la lluvia,
respiro hondamente
y
me
alegro
de 
que al fin
se inicie,
si se inicia,
otro
ciclo.

.

Publicar un comentario