viernes, 31 de marzo de 2017

83

Perorata IV

Y ahora que por ti el calendario
revive en floridas transparencias,
en hitos de la luz por las umbrías,
en cantos de los pájaros en los trigales.
Ahora que abril recién nacido,
que marzo se ha gastado por las lluvias
y se alargan los días suavemente
desde el hecho del alba hasta el crepúsculo,
ahora, amor mío, que los mares
atemperan la crudeza de sus fríos
y el viento que nos viene desde el Este
rebrota con fulgores e inclemencias,
ahora, corazón, que los albatros
recrean majestades por los cielos
y en mi patio los geranios se reviven
y las rosas enaltecen su hermosura,
ahora, vida mía, que la noche
sucede cristalina en mis parajes,
precisamente ahora
te reclamo.

.
Publicar un comentario