lunes, 27 de marzo de 2017

56

Misiva

Me raen demonios por las venas
que gritan sus verdades a fuego rápido,
que buscan incitarme a la locura
de saber más verdad de las que quiero
y ahora que hallo un equilibrio impensable
no hace tanto
y ahora que divago entre la mar de las dulzuras
y mi bosque apaciguado y ahora que deambulo
entre jazmines y buganvillas, entre los libros
de mi vida redimidos y el amor huidizo
hurgándome la sombra con sus gozos
y ahora que me laten los pulsos sin umbrias
me llegas con tus filos en la lengua,
con tu boca de pecados inmortales
y me desguazas.

.
Publicar un comentario