domingo, 26 de marzo de 2017

54

Acto de fe

Rebusco 
en los antiguos papeles
señales de besos, 
algunos nocturnos
poemas alrededor del ombligo,
pesarosos delirios de noches en vela
tecleando 
palabras lascivas,
añorando umbrosos jardines
de pétalos húmedos,
de parques palpables
para anidarte las vertebras,
de avenidas y neones 
para hallarnos noctívagos
y de orillas de mares visibles 
y en las horas más cáusticas 
de nuestros insomnios
en que te mordías la lengua
contra los intrusos
que te amputaban las ganas
yo te tenía,
sin más yo te tenía
y tú te dabas y por unos instantes
y sencillamente,
yo te tenía
y tú te dabas dulce y gatuna
jugando conmigo
a que me devorabas
impiadosa y con hambre.



.

Publicar un comentario