sábado, 25 de marzo de 2017

47

Calma

La trampa que perpetra la mar
en esta noche
de viento y de umbrías,
en estas horas de lunas invisibles,
de rocas abatidas
por las aguas,
la trampa, te insisto,
es
simularse pacífica
para que te creas a salvo
antes, poco antes, de percibir
sus colmillos
azulando tu carne.

.
Publicar un comentario