viernes, 24 de marzo de 2017

45

Suceso

Me rodeo de negruras en esta noche,
de sombras innominadas, de ruidos
que se apagan de repente para hacer
que el silencio se enroque entre mis árboles.
Los tedios que crecen en estas calles
lejanas de la urbe, la abulia que brota
entre los pinos y la sobria parquedad
del viento en los arbustos
prosperan si la lluvia acontece
y las gotas de cristal se precipitan
en las tierras deseosas
como un líquido vital
se adentra por las venas de las piedras
y las nutre, amor mío.

.
Publicar un comentario