lunes, 13 de marzo de 2017

12

Instantánea

Y ahora que la noche 
se extiende por mi bosque
tercamente
y la luna se apaga tras las nubes
exhalando un canto a la pobreza
de sus brillos y ahora
que la noche
se enroca entre los árboles
y el  viento expele sus silbidos
lastimeros por las ramas,
por las tapias, por las puertas
de los sueños hasta agotarlos,
ahora, amor mío,
a esta hora de los solos
yo te tengo.

.
Publicar un comentario