viernes, 10 de marzo de 2017

1

10 de marzo

Nos vinos el día luminoso y plácido
como un edén pacífico
con el rumor de la mar en su trasfondo,
las gentes paseaban complacidas por las calles
y la plaza del mercado era un bullir
de risas y de alegrías.
El día me llegó suave como el claro
celeste que vestía la mañana
y no
y no estabas tú
y todo mi paisaje
se hizo plomo y grisuras.

.
Publicar un comentario