jueves, 9 de febrero de 2017

XLIX

XLIX

Más allá, 
en la otra parte de mi pueblo,
habitan cipreses y magnolias
en la paz de un camposanto.
En aquel silencio de espesuras
prosigue tu susurro en el aire
adherido a las ramas,
tu pulso y tu esencia
en la savia de un árbol.

.
Publicar un comentario