viernes, 3 de febrero de 2017

XIX

XIX

Es aquí donde la luz relumbra
con la debilidad de un colapso. 
Aquí es el lugar de los insomnios
en el que resuena tu nombre. Es aquí
donde los versos se oxidan
entre palabras horribles
con sus amputados sonidos.
Aquí donde reinan los fárragos,
donde la mudez gobierna
entre la luna feble y la mar
que se rebela. Es aquí, amor,
donde, irremediablemente,
voy desapareciendo
sin saber qué decirte.

.
Publicar un comentario