domingo, 19 de febrero de 2017

XCVI

XCVI

Qué tiempo aquel
de mis terrores nocturnos,
de la indefensión ante las sombras
de los sueños terribles;
tú te fuiste de repente
dejándome abierta
la noche
interminable.

.
Publicar un comentario