jueves, 2 de febrero de 2017

X

X

El tiempo va cumpliendo su objetivo.
Cambia la tersura del paisaje
por las grises arrugas que el invierno
se obstina en dejar en las rocallas.
Ahora oxida miríadas de seroja
en las cunetas, después deseca
las flores que el jazmín
va repudiando. El tiempo,
el tiempo de mi Sur,
siempre a su ritmo
pretende que nos duela este febrero
con un exceso de humedad
en los tendones.

.
Publicar un comentario