jueves, 2 de febrero de 2017

VII

VII

La mar no sabe de tus fríos
ni conoce el temblor de tus manos
ante las sombras verdes
que vomita. La mar
cuando se hace indómita
carece de mesura en sus hambrunas
y todo lo devora,

t
o
d
o
.

.
Publicar un comentario