miércoles, 1 de febrero de 2017

V

V

La ira del viento que aguardamos
mañana en El Estrecho
nos llenará de grises, de fríos,
de tormentas, de tendales locos,
de vértigos en la piel,
de pájaros que buscan
refugio en los ramajes.
La furia que predicen
mañana parar el Sur
traerá de nuevo
a estos territorios
el signo principal
de las ventiscas:
El mundo se hace ingrávido,
es todo un movimiento
que incita a la locura.

Publicar un comentario