sábado, 18 de febrero de 2017

XCIV

XCIV

Este pájaro mudo
que se agita en mi garganta
se niega esta noche
a escribirte un poema,
a recontar las veces
que acudes a mis insomnios
para salvarme de mí mismo.
Este pájaro callado
que baja hasta mis dedos
para pronunciar tu nombre
se hace vagaroso
y renuncia
con su azul caligrafía
a que teclee tus labios
húmedos en mis labios.

.
Publicar un comentario