viernes, 24 de febrero de 2017

CXXIII

CXXIII

Mujer, ámame en los días hermosos,
en las ruinosas horas en que los besos se hunden
y por las calles solas
y en las multitudinarias plazas
ámame
en los instantes lúgubres
de mis palabras insomnes
y en las luctuosas noches
en que la mar me degluta
poema tras poema. Ámame
indefinidamente
al menos
hasta
mañana.

.

Publicar un comentario