martes, 28 de febrero de 2017

CXLV

CXLV

Planea el albatros sobre la mar en calma
y un buque a lo lejos se aleja a otros mundos.
Sestean los árboles con la paz del aire
que acontece en mi bosque y los gorriones
y los petirrojos y los chamarices
decoran la tarde con sus vuelos fugaces.
Se ensanchan las horas que regala el sol
con sus generosas luces, aún tristemente
el brillo persiste dorado y genista
y cuando el crepúsculo,
callado y granate, sucede despacio
en el horizonte, quisiera amor mío,
que estuvieras a mi lado, cerca
muy cerca, para asombrarnos los dos
con este milagro que los dioses
dibujan ante...
nuestros besos atónitos.

.
Publicar un comentario