martes, 28 de febrero de 2017

CXLII

CXLII


Día de fiesta de mi pueblo orillado
a la oscuridad de las sombras, 
al final de la fila de los que esperan
los panes. Día de fiesta
de mi pueblo que vive
entre carnavales y paro
y las semanas santas y las pacientes
manos que aguardan una dádiva.
Día de fiesta de los que vivimos
expectantes a que la Cultura renazca,
a que las hambres se acaben,
a que la creación de los hombres
que habitan estas tierras
al fin resuciten y que el trabajo
que forja dignidad en las gentes
por fin nos rebrote.

.
Publicar un comentario