lunes, 27 de febrero de 2017

CXL

CXL

Resopla suavemente el viento en la arboleda
con un canto a nostalgia en sus pulmones
y la mar se agita en las rocallas
con un leve ronquido de blancuras,
el silencio se refugia entre los pinos
con un tono de arenales que crepitan
y se ondulan los arbustos dócilmente
y la ciudad que respira tras las lomas,
entre las garzas y las lagunas y los viñedos,
permanece dormitando entre faroles,
el cansancio de los ebrios y las tristezas
que ululan entre el verdor de los trigales
y el nuevo tanatorio.

.
Publicar un comentario