lunes, 20 de febrero de 2017

CIV

CIV

Quién vio hace dos mil años
el castillo que ahora moldea el horizonte
en Sancti Petri. Qué dedos de princesa
rozaría la suave claridad de sus azules,
qué sabio sacerdote rezaría entre sus muros
alguna oración a los prodigios, 
qué artesana tejería las ola en sus rompientes.
Quién se asombraría en el crepúsculo
del Templo de Merkal y la belleza
de la mar lamiendo sus costados.

.

Publicar un comentario