domingo, 29 de enero de 2017

94

Esquizo 87

El día sucedió como un sorbo
de fino de Jerez,
o de Sanlúcar o de Chiclana,
dorado y transparente
 para tomar delicias 
de los frutos de tus labios,
de la calidez de tus ingles,
aunque
por
la
tarde
ante el súbito ocaso de este sol
espléndido de finales de enero,
tras la densidad naranja 
de mis cielos, tras el inmenso escalofrío
de mis mares,
de nuevo acecharán las sombras
a mi bosque
y el ruido bajo el humus
se mutará sigiloso
y el suave crepitar de los arbustos
ante el frágil céfiro del Este
parecerá un silbo
austero y cianótico,
y ya no estarás
anidándome los brazos,
y otra vez el frío,
el frío,
 otra vez
el
frío,
ese inmenso frío..

.
Publicar un comentario