jueves, 26 de enero de 2017

74

Esquizo 68

Te miro acariciar el aire
para aspirar el olor de las salinas.
Te ríes como si la verdad del alma
se escapase sincera por tu boca.
Danzas desde el bosque hasta las dunas
con tus pasos al ritmo
del sentir de las mareas.
Te siento entre las sombras que giran
por los luminosos caminos del rompiente
y por las sombras que abren
sus ojos a la noche. Te busco
por la densa madrugada de mi insomnio,
por la ciudad despierta del ocaso,
por la que dormita exhausta
tras el día. Te busco, ya lo sabes,
te busco
y
no
te
hallo.

.

Publicar un comentario