domingo, 8 de enero de 2017

23

Esquizo 17

Un aire helado circunda mi arboleda
con su respiración grave cuaja el rocío
en el alma de la hierba. Tiritan...
indiferencias tiritan los gorriones
y tiritan indiferentes el chamariz
y el grajo y las palomas y es blancor,
blancura gélida, el rasgo que la tarde
va dejando con pinceladas negruzcas
cincelando el horizonte. Oh, dioses
de las sombras que en esta madrugada
hallen la calidez de sus nidos
estos ángeles magníficos, estos seres 
de la ingravidez sanados para el vértigo
y los milagros.

.
Publicar un comentario