martes, 31 de enero de 2017

106

Esquizo 99

Se hunde la ciudad entre la umbría
de la tarde y el frío que llega del Oeste;
se encienden los neones y los granates
rebrotan en el cielo como ráfagas
de luz enternecida en el ocaso.
Y ahora que retorna el crepúsculo
a este paraje de jazmines en sepia,
de buganvillas frondosas que dormitan,
de sueños que se cumplen
casi siempre, repito, ahora que renace
el crepúsculo a este Sur
de las bellezas, más te tengo,
más me llegas,
más te siento libre por mi casa.

.
Publicar un comentario