martes, 31 de enero de 2017

105

Esquizo 98

Cuando estas manos cargadas de caricias
provenientes del barro, amasadoras de barro,
de pan, de la forma de tu piel
en todo su perímetro, por tu geografía entera,
digo, amor, que cuando estas manos fuertes
y cálidas hechas de tul y de ternura,
recorran otra vez tu cuerpo todo
acaso sea invierno para siempre
y nos gobiernen los fríos hiemales,
los grises más espesos, 
la asfixia de las flores en las cunetas
y los vientos heladores 
que nos envía el Este,
entonces
estas manos que  no te olvidan
serán de sal y primaveras,
de tacto cálido,
de noche esperanzada,
de amaneceres exhaustos.

.
Publicar un comentario