lunes, 30 de enero de 2017

103

Esquizo 96

No te vayas, A, no me dejes
en estos parajes tan umbrosos
o ante esta luz que me destella
cristales azules y dorados.
No te vayas, A, no te olvides
del norte que te lleva a mi casa,
de estos ramos de jazmines
con que adorno
las veredas, las rutas, los caminos
para hacerte el regreso
necesario. No te vayas, A,
no abandones la aventura
de vivirnos los mares y los bosques
y las dunas y los jardines
y las noches azarosas 
de los besos. No, no te vayas
mi A,
que aquí
las aves que rondan entre los pinos
ya saben tu nombre de memoria.

.
Publicar un comentario