domingo, 29 de enero de 2017

101

Esquizo 94

De aquel adiós 
sorpresivo y gélido
traicionero y tosco
aún me quedan
las anteriores caricias,
los besos prodrómicos,
tus pupilas ansiosas,
la avidez de tus labios,
la calidez de tu verbo
y aquella ternura
-en unos instantes-
derrochada a trillones.

.
Publicar un comentario