sábado, 31 de diciembre de 2016

XXXVII

Instante

Absorto contemplas las mareas
que van desde la ría a los océanos.
Admiras lo tenaz en las rocallas,
la danza del albatros en el aire
que juega a ser ángel por los cielos,
las velas recogidas de un bajel
que yace al albur de las corrientes,
tus besos que renacen en mi memoria
y esta inmensa soledad que hay en mis letras
se extiende por mis venas y me sucede
que brota mucho frío, 
mucho frío en estos versos.

.
Publicar un comentario