miércoles, 28 de diciembre de 2016

XXXII

Mensaje en la botella

Y a ti mi amor que habitas las distancias
en todas sus dimensiones, a ti que vives
los sueños más remotos en las islas
lejanas de esas extrañas geografías. A ti,
a ti mi amor que lates
danzarinas escenas filosóficas
con sus sencillos fárragos,
que  tocas los más dulces laúdes
y cantas las nanas más amables.
A ti, mi amor, a ti que te extravías
en tus ideas geniales y escribes
extraordinarios poemas
con  citas hermosisimas, a ti, mi amor,
a ti en esta noche de locura en mi bosque
a causa del Levante y de silbidos de plata
en las copas de los árboles, a ti,
en esta hora en que la mar se enerva 
en busca de más víctimas
con que saciar su hambre,
a ti
amor
mío,
estos versos:
"Cuando el insomnio me vence
y te adentras en mis venas noctívagas
sólo pido a mis dioses [y a los tuyos]
que no me huyas,
que no te me escapes
como una sombra en la niebla,"

.
Publicar un comentario