lunes, 5 de diciembre de 2016

e

Nublados nocturno

Los cielos, los vientres globulosos de las nubes
que viajan desde el oeste a las montañas, se ven húmedos,
plagadas sus moléculas de ira y en la mar del alboroto
descargan sus rabiosas pertenencias. Los cielos,
aún con sus cargas globulosas, comienzan
a mostrar su contenido: lucernas estelíferas, indicios
de la carne de  los dioses, distancias incomprensibles,
rosarios de bellezas, el signo de tu nombre
en mis retinas.

.

Publicar un comentario