sábado, 3 de diciembre de 2016

c

Pluviosidad i.v.

Porque  la lluvia cae deshecha de secretos
me llega su pureza estrictamente límpida,
se abren sus enigmas ante los campos
que habito en mis insomnios y es su luz,
en esta noche libre, un canto a los metales.
La isla que me late en el pecho se extiende
en cada gota que diluvia y son mis venas
charcos como lagos inmensos y cristalinos.
Porque estas horas de humedales en las miradas
y de copiosos estanques en los recuerdos
se me vuelven interminables, te convoco,
acude célere a mis páramos de angustias
y sálvame de mí y de mis tragedias,

,

Publicar un comentario