lunes, 31 de octubre de 2016

m

Amputación de la luz

Se desploman  las luces como monstruos
exhaustos de tanta pesadumbre 
y en la ciudad lejana se reviven
sus febles neones como venas. El viento
persiste terebrante por mi bosque,
se oye su silbo de lamento y los grandes
arbustos se arquean
como sombras gigantes del ocaso.

.
Publicar un comentario